DOS POEMAS, Autora: María José López Tavani

La misma desnudez



Mi piel no sabe atar monstruos

distinguir ilusionistas de magos

no puedo salvar mis barcos

se hunden por psicofármacos

que me cierran los ojos y los días

que me inyectan ausencia y opresión

adentro y afuera son la misma desnudez. 

El faro


Mis pastillas se desquician con facilidad

igual que mis amores

como una rueda sobre el mar

de una playa

con pies de hotel desordenado en mi ternura

el prisionero es, en verdad, mi prisión en un faro

y aunque mi magia sea de barro

no evita escaleras prohibidas

libros secretos, amargos

tan sólo entradas

para los espíritus salvajes

que suelen naufragar junto conmigo.


2 Comentarios

  1. Belleza y dolor testimonial. Una sociedad armada y manipulada para eunucos de mente y corazón. «Las víctimas son los culpables dice su señoría», canta Charly. Quien despierta recibe chaleco de fuerza químico o encierro, para que no denuncie al Rey Desnudo. La síntesis de la autora es genial. Gracias por las «entradas abiertas» de tu Faro. Allá vamos los «espíritus salvajes», no para «naufragar» juntos sino para insistir en el coraje de amar: ¡desde arriba del Faro disparemos metralla de poesía!

    Me gusta

Responder a Raúl Eduardo Toer Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.