AL SUR DE LA LUZ DUERME UNA GALAXIA, Autora: Ana Sánchez Huéscar

AL SUR DE LA LUZ DUERME UNA GALAXIA

        Un país dividido

puede ser piramidal, pero nunca libre.

        Una ciudad que no perdona

puede almacenar cúmulos

de escombros y esconder odio

en pequeños frascos de hipocresía.

–¿Dónde están los olvidados?

Las cunetas son de otros

y los coches oficiales, pasan de largo.

¿Podrías determinar quién muere en Urano?

Un barrio de la periferia despierta afónico;

La ropa tendida escurre sin ganas

       en el balcón de doña Paquita.

     A la misma hora

el mercado central huele a pescado,

chillan los pliegues de la calle,

alguien escucha el ruido del metro

dentro de una golondrina.

La tienda de frutas desemboca

   con su manojo de olores

en el contenedor de basura espacial.

Un poco más abajo, al sur de la luz,

             duerme una galaxia.

Sobre ella, con su mandil de faena,

un gato callejero va derramando

      gotitas de asteroides,

y la chica que plancha camisas

canta canciones de Triana,

y en el comedor social hoy desayunan

                            leche con magdalenas.   

–¿Y los olvidados?

–No sé, busca entre la maleza.

Al ministro del sistema planetario

no le gusta remover el barro

pero le encanta el sonido

         que produce el ladrido

del eco en la tormenta.

     Ergo:    

            si viajamos al pasado

por una sucia arista del tiempo

se nos borrará el lado derecho de la cara,

perderemos los números, los abrazos,

pero no la verdad, ni el ojo del cisne,

ni los secretos que la tierra ha sepultado.

     La mitad ignorada.

Morrissey, mi hámster miedoso,

no sabe que en las cloacas

    de las esferas rutilantes 

la ambición es un agujero negro.

–¿Y sus nombres?

–Encriptados en la memoria.

Unos chicos pintan grafitis

bajo los muros de los puentes;

nadie orbita ya el ritmo

de Venus tras el orgasmo,

ni cuentan las piedras que tapian

un cosmos descompensado,

ni lamen la sangre que derriten

                            los candelabros.

Y en el garito de Chema,

entre cerveza y cerveza,

¿quién romperá el gravitar,

los márgenes del universo,

la estúpida sonrisa de los gusanos?

Ana Sánchez Huéscar

      (Anacrónica)

(Fotografía de cabecera: Josep María Nolla)

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .