DIVERTIMENTO SALVAJE III, Autor: Luis Vinuesa García

 

Años ha, mi tío me llevó de vacaciones a Nicaragua. Allí había una revolución; triunfante, eso sí, pero al borde de su contra.

Recuerdo el volcán Momotombo, al que cantó Darío y cuyos versos revivieron por boca del mexicano que nos acompañaba. “Eliseo es un poeta, un poeta de los llamados campesinos”, así fue presentado a los chamacos que íbamos ayudando en la campaña de alfabetización. Mi tío y otros mayores formaban a los maestros mientras el mexicano se limitaba a recitar de vez en cuando. Solía declamar a Rubén, a Rigoberto y a Rimbaud. A éste en francés, y siempre el mismo poema. Allí no lo entendía ni Sandino, pero sonaba a sofisticación y los combatientes curtidos y que fumaban al menor descanso u oportunidad, se sentían reconfortados y se olvidaban por un momento del fusil.

Muchos años después leo Los detectives salvajes y llego al poema que pronuncia Ulises Lima (El corazón robado), y me digo: “¡Hostia!, igual éste es el tipo aquel”. El que recitaba en francés y que reconozco por la palabra Ithyphalliques, repetida tres veces en el poema y cuya sonoridad me parecía algo así como una rama seca en el clima tropical. Esa imagen se formaba en mi mente acaso porque al atardecer, los chamacos íbamos a buscar leña con la sola compañía adulta del poeta mexicano. Le pregunté por el significado de Ithyphalliques a mí tío, que se encogió de hombros pues desconocía el francés. Y nunca me atreví a preguntarle al poeta, un tipo reservado que apenas hablaba en nuestras incursiones selváticas. Tampoco soltaba mucha palabra en nuestros partidos de béisbol, en los cuales él hacía de recogepelotas. Jugábamos en cualquier momento y a la menor ocasión. Cuando la bola se nos iba al bosque, el mexicano se adentraba y, tras un rato corto, salía con ella jadeante y rasguñado como si hubiera peleado con un puma o participado en una escaramuza.

Muchas páginas después, avanzando por Los detectives salvajes, pienso que no puede ser otro el miembro de la delegación de poetas campesinos que organiza Hugo Montero y cuya historia cuenta éste en el capítulo 14. La tal delegación viaja a la Nicaragua revolucionaria, pero a los dos días de encuentros, recitales y mesas redondas, Hugo Montero se percata de la ausencia de Ulises Lima. La delegación regresa a México y Ulises no reaparecerá hasta dos años después. ¿Que qué hizo, al menos en Nicaragua? Me surgen cuatro conjeturas, extraídas de las murmuraciones que, sobre el misterioso personaje, hicimos los chamacos y que ahora desarrollo como una suma de especulaciones de estructura coralina (SEEC).

  1. Subir los ánimos con sus recitales poemáticos.
  2. Enseñar técnicas mexicanas a los muralistas nicaragüenses, pues solía dibujar orlas con tiza en las pizarras.
  3. Errar por la región de los mosquitos, zona anglófona; porque si hablaba francés, también debía saber inglés.
  4. Colectivizar los ingenios, los de caña; porque si fumaba yerba a escondidas, debía beber ron a lo grande.
  5. Ojo atento. Cuando nuestro vigilante certificaba la probidad de los mayores, marchaba a otro grupo con el fin de controlar.

0.0. Nuestro grupo recibió su visto bueno y Eliseo, nombre en clave de Ulises, se había trasladado de la noche a la mañana con la seguridad que le proporcionaba el legendario salvoconducto de la Facción Popular Prolongada.

                                   En la cabecera: Mural en Managua fotografiado por mi tío

2 Comentarios

  1. Y tan extraño… Perdona, pero me ha costado lo suyo volver de Ecuador, te hubiera agradecido antes el comentario y por ende haber leído la entrada. Lo hago ahora: gracias.
    L.V.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .