FERIA BENÉFICA, 1920, Autor: Juanma Cuerda

 

La fotografía es parte de una serie publicada en la que se ve al tenor Enrico Caruso, el más famoso de los cantantes de principios de siglo, rodeado de admiradores y curiosos mientras dibuja caricaturas para las damas y caballeros de la alta sociedad neoyorkina, que se rascan alegremente el bolsillo por alguna causa benéfica no especificada.

La imagen la toma al vuelo un aficionado que no reconoce al tenor o un segundo fotógrafo que busca dar a su redactor el contexto de la crónica del día o que mata el tiempo mientras espera su turno desde el lugar asignado a la prensa, más allá de una línea, imaginaria o no, que queda lejos de la escena principal lo suficiente para no obstaculizar la visión de los curiosos y para asegurar que todo registro del evento se llevará a cabo en las condiciones previstas por la organización.

La fotografía está, en todo caso, sobreexpuesta y, en su mayor parte, desenfocada. Sin embargo, a pesar del deficiente contraste, que podría achacarse también a un revelado descuidado, la imagen no parece surgir de la improvisación si atendemos a la cuidada observancia de la regla de los tres tercios en su composición.

El propio Caruso es el principal elemento en el tercio izquierdo de la fotografía. Se encuentra en el interior de una construcción a medio camino entre tenderete de feria y cenador y sujeta un bolígrafo o un lapicero mientras estudia con atención a la persona que se sienta frente a él, fuera de cuadro y tapada por la lona que protege a ambos del sol, tratando de elegir cuáles de sus rasgos podrán ser exagerados sin llegar a la ofensa y en qué medida será capaz de convencer a los asistentes de que un mentón caballuno, unas orejas simiescas o una nariz tuberculosa pueden considerarse, en según qué circunstancias, una celebración colectiva de inteligencia y buen humor.

El centro de la composición lo ocupa el fotógrafo, de espaldas junto a un enorme trípode que sostiene una gran cámara de cajón. El fotógrafo asoma la cabeza para examinar la escena o hacer un descanso entre tomas. No vemos su cara, pero el gesto de la cabeza ladeada, la falta de tensión en la espalda y la posición del brazo visible, apoyado sobre el trípode, sugieren que está sonriendo a un comentario del tenor o de la probable señora de clase alta que sirve de modelo.

Los asistentes rellenan el fondo de la imagen y ocupan el tercio restante, distinguiéndose, según su cercanía o acceso a los distintos elementos de la escena, aquellos que observan al mítico tenor, los que miran a la modelo y los que observan la caricatura o esperan a verla terminada para calcular su fidelidad al original. Este público que rodea la tienda podría considerarse mayoritariamente femenino, aunque sea esta una percepción engañosa por razones volumétricas y sociológicas. Las primeras, porque los vestidos de las damas ocupan entre dos y dos veces y media más espacio que las enjutas figuras de sus maridos, a pesar, incluso, de sus sombreros de paja y sus cuidados mostachos. Las segundas, por la actitud que muestran las parejas: ellas, desinhibidas y curiosas, estiran sus cuellos para ver un poco de nuca de tenor napolitano; ellos, solemnes y graves, permanecen inmóviles como camaleones frente a un depredador, aprovechando la cercanía para valorar la talla del mito viviente de acuerdo con sus propios sistemas de valores y, en general, redondeando a la baja.

El resto de fotografías de la serie estarán tomadas por el fotógrafo principal y mostrarán a Caruso frente a la multitud que se agolpa en el lado de la tienda que nos queda oculto, haciendo algún comentario acerca de los animales en el zoológico, y a la modelo, la señora de Albert Gallatin, sonriendo mientras contempla la obra terminada, feliz haber sido o de dejar de ser el centro de las miradas de toda esa gente.

La fotografía está tomada en Southampton, Long Island, y está fechada el 3 de agosto de 1920, un año y un día antes de la muerte de Caruso.

 

.

Cita para la imagen:

(1920) Enrico Caruso, -1921, drawing caricature sketches in booth at charity fair in Southampton, L.I., with sitter, Mrs. Albert Gallatin. , 1920. August 3. [Photograph] Retrieved from the Library of Congress, https://www.loc.gov/item/2005680291/.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.