PENÉLOPE ANTE EL ESPEJO, Autora: Celia S. Barrios

 

 

Una mañana

 

Los pensamientos torcieron significados

La geometría impuso sus aristas

Asomó agresiva la certeza

Se congeló el tiempo

 

Una mañana

 

Las nubes se permitieron infinitos

Cruzaron insolentes la mirada

Envolvieron las palabras

Se escaparon del agua

 

¡Ulises!

 

Y ella se miró en las formas de su piel por ver si lo encontraba

En sus pechos sin caricias

En su vientre yermo

En su cuello exhausto

 

Y ella se miró en un tiempo que se alejaba

En los días inútiles de esperanza

En las primaveras marchitas de deseos

En las noches velando sábanas sin cuerpos

 

¿Ulises?

 

Y únicamente reconoció esperas huecas y desiertos

Una marca antigua en el agua

Un rastro sin huellas ni pisadas

Una sombra turbia Un intenso silencio

 

Esta mañana

 

La fidelidad obligada se hizo esposa de la ausencia y del olvido

La presencia de Telémaco no evocó ningún recuerdo

Los pretendientes bebieron frustración e indiferencia

El telar descansa de hilos y de dedos

 

Esta mañana

 

Saldrá al aire al sol y al mundo

Viajará en busca de sirenas magas y tempestades

Vivirá de su aliento y respirará de sus sueños

Su ser mujer, su no esperar más, se ha impuesto

 

Penélope dice adiós al espejo

 

 

(Imagen de cabecera, “Penélope”, del pintor Anthony Frederick Augustus Sandys)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.