EUDORA WELTY, Autora: Silvia Sánchez Muñoz

1|Paisajes Norteamericanos. Eudora Welty

Eudora es Eudora.

Ojos despiertos y dientes de conejo. Cuando miro sus fotos en las que a menudo sonríe, me recuerda a una vecina entrañable de mi infancia que llamaba a la puerta para ofrecernos una buena porción de tarta de cerezas.

Eudora es Eudora porque un día decidió abandonar su cámara de fotos en un banco de París –décadas después de plasmar con maestría la Gran Depresión–, para dedicarse a la escritura. No sé que perdió la historia de la fotografía, pero sí lo que ganó la literatura. Porque Eudora también bebió del Mississippi– como lo harían Flannery O’Connor o Carson McCullers–, y sin Él, Eudora no hubiese sido Eudora, ni el Mississippi hubiera sido el río que ella retrató en sus relatos, un río lleno de vida, de una aparente cotidianidad, a menudo frágil y misteriosa.

Eudora es Eudora porque las aguas de ese Mississippi mágico bañan las riberas de su tierra natal, Jackson. Y es que Eudora no sería Eudora sin ese punto geográfico, tan real y tan ficticio, como Faulkner no sería Faulkner sin Yoknapatawpha –palabra que suena a agua que fluye, a mujer, a tierra fértil y a lodo, a movimiento oclusivo entre sus consonantes–.

Eudora y su red, sus vientos, y sus manzanas doradas, su primer amor y su sombrero morado. Los símiles de Eudora exhalan vida propia, como lo hace la luz cálida que arroja sobre sus relatos, quizás esa misma que durante años buscó captar a través de la lente.

Eudora no sería Eudora sin esa búsqueda de la sutilidad escondida, la que queda agazapada en los gestos de los habitantes de Jackson, de sus silencios, de esa aparente comunidad anacrónica que es la sociedad sureña, jerárquica, cálida, asfixiante, en la que todo el mundo se conoce y en la que cada uno sabe el lugar que debe ocupar.

Eudora es Eudora porque bajo una aparente sencillez, esconde un mapa humano y complejo que rezuma vida. Y en ciertos instantes, uno querría habitar esas pequeñas vidas y perderse en ellas, en sus luces y sombras.

Las vidas de Eudora.

Eudora Welty.

                                                                               Silvia Sánchez Muñoz| Mayo 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.