CARPINTERÍA METÁLIKA, Autor: Luis Vinuesa

 

 

Nos reencontramos con los que faltaron la sesión anterior. Es un gusto que vuelvan los redivivos de las oposiciones, el recuperado de su enfermedad y la retornada del viaje; esta, especialmente, porque ha traído una botella de vino blanco denominación de origen Albariño que nos jugaremos mediante diversión oulipiana. El juego del Diccionario, que el propio Perec aplica a “El dolido ‘asesino de palabras’ que mataba el tiempo junto a los puestos de libros. (Pieza 30). Tenemos el diccionario on-line y el ganador será quien defina más acertadamente los términos “arte” y “artesanía”, ya que empieza a ser un mareo nuestro bucle con ellos, aunque sean tema principal del libro.

–Eh –me doy cuenta yo–, la verdadera denominación de origen del vino blanco es Rías Baixas. Albariño es la variedad, que por su fama ha eclipsado al otro nombre.

–Parece usted un verdadero entendido –se mete el camarero, que iba a dejarnos unas patatas fritas.

–Fui catador antes que literato –dije, con humildad, pues podía haber dicho sumiller.

–¡Entonces –propone el mozo–, la botella para él!

–¡Qué gran criterio!

Todos están de acuerdo, también en que no perdamos más el tiempo, ¡coágulo de ámbar, burbuja de la cerveza que se topa en el cielo de espuma!… ¡Que nuestro cuadro se deje de juegos y hable! Decidimos, pues –tras reconocerle a Perec el que podría pasar hasta por químico–, poner en fuga la forma en esta parte tercera, donde nos deleitaremos con las historias del imaginativo autor, con el placer de la ficción que nos acerca a la vida, la mención de la muerte que se hace para alejarla. Oh, pero aparece la filosofía bartleboothiana con la cual el debate burbujea. ¿Se vanagloria el aristócrata Bartlebooth de su elevadísima posición casi como emperador cuyo estrato siguiente es poco menos que Dios? Unos opinan que sí; otros que no; depende de si la condescendencia es consciente o inconsciente cuando “Bartlebooth se los llevaba a los tres a visitar los castillos del Loira” (buen blanco seco allí, para las ostras) o se los llevó de crucero de Trieste a Corfú, del Adriático al Jónico. Cada cual con su columna de opinión. La mía, inclinada hacia Margarita la miniaturista, sale de este peristilo de libros y botellas, de este sótano-bodega-biblioteca heredada de mi tío-abuelo y que milagrosamente sigo conservando. ¡Qué bien irían unos berberechos para el Albariño! Pero no tengo ni para latas; además, ha de tomarse bien frío. Observo un rioja del 2009, que tengo junto a Rayuela, cuya estructura inspiró a Bolaño en los Detectives salvajes. Cortázar vivió en Mendoza, tierra de vinos. Dudo entre abrir Rayuela o el rioja, aunque sé que haré ambas cosas. El traductor de Poe me lleva a sus preguntas-balanza, que influyen en la mía, wincklergeniera: ¿puede una moneda de seis peniques aplanada por el tren emplearse a la vez como plectro de guitarra eléctrica y como radial consecuentemente rockera para rebanar la coraza hecha a medida en la fragua de Hefesto para un rey ateniense de antes del arcontado y por lo tanto predemocrático?

 

(Copyright y Derechos de Autor de este texto: Luis Vinuesa)

 

2 Comentarios

  1. Juro por mis antepasados que yo estuve allí y ni caté, ni vi por ninguna parte el Albariño. Quién se me apareció fue en una noche aciaga Margarita y debo confesar que yo también le declaré mi amor, pero la única respuesta que obtuve fue un suspiro de su cuerpo según la definición de Joyce.

    Me gusta

  2. Vaya, porque llegaste un poco tarde. Ya me había guardado el botín en la mochila. Pura electricidad era el vino blanco para Joyce. Sin embargo, el tinto le parecía bistec licuefacto. ¿Qué diría hoy, que las bodegas suben la graduación para rentabilizar el stockaje? Qué país, que banaliza su riqueza gastronómica y la libertad de sus ciudadanos para embriagarse suavemente.
    “Cambiemos de tema”, ‘Ulises’, cap 16.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.